Un venezolano en Venezuela. 🤔🙉💖🇻🇪 (Literatura) Pag #5.

13 days ago
Huimos del amor porque queremos que nos atrape por la espalda.

Fuente.

Empece una nueva historia para mantener la practica de escribir, la verdad me gusta mucho, me siento más suelto, con soltura y espontaneo en la tersura del papel. Recalco que mi meta es desarrollar el hábito de escritor y a futuro crear libros de mis publicaciones, un repertorio que sirva de material de apoyo. Me equivocaré las veces que sea necesario, si deseas apoyarme con alguna sugerencia estoy abierto a opiniones.

Pon la pista mientras me lees belleza.


Fría la noche, es un viernes varios han organizado un derroche, algunos en metro, a pie o en coche, en la mitad de quincena a pesar que falte la cena y alimentos en la alacena, gastos indebidos en bebidas no faltara el alcohol para los atrevidos, han perdido por las ansias pervertidas, la cual he advertido, pero se escogieron el divertido momento efímero de un instante de polvo, olvidando que polvo nos convertiremos, desaparecer, perecer, detuvieron su crecer por padecer las ganas de escoger, fornicaciones de conejos, perplejos complicados y no complejos, me alejo me analizo en el espejo, elijo sentirme satisfizo por mérito propio sin actuar como un pendejo.

Amada musa, amada arte, amada pasión, se conecta conmigo un sentir profundo, que se abre espontaneo como una caja nopandora, se abre saliendo letras que descifro en memoria. Mi hermano se fue a una reunión con sus amigos, podía haber ido, preferí quedarme, siento un enorme placer por la soledad, recrearme en mi espacio, mi baluarte, un exilio del exterior hacia adentro de mis murallas, tomándome mi tiempo en el asilo, aislado en mi caparazón. Es más cómodo aquí, aunque la comodidad suele ser peligrosa, pero… siempre estamos luchando por la comodidad.

Que tu alma encaje por completo en el lugar que estés, no es por nada, pero extraño a mi hermano de cierto modo, ¿el amor es costumbre, o la costumbre destruye el amor? Hallar el equilibrio, trascender, el amor con el tiempo evoluciona, se transforma, cambia evidentemente como todo, nosotros cambiamos, estamos condenados al cambio. Como el cambio de teclado que he hecho, porque el anterior es complicado de escribir. Con el nuevo es más fácil, haber pasado trabajo con el anterior permitió que mis dedos se deslicen con soltura, me siento muy cómodo, ¿es peligroso? Tal vez, cuando sea el momento de cambiarlo o use uno nuevo, me dolerá.

Las teclas son livianas, se aprietan tan peso de pluma que, escribo a velocidad ventisca, el anterior pasaba trabajo, un estilo de gym a mi paciencia y dedos, teclas duras, pegadizas, incomodo, algunas teclas sin funcionar, la cuestión es la pasión, hacia amar mi defectuoso teclado, al fin decidí cambiarlo por uno nuevo que pedí a un amigo, fenómeno que anticipé, mi padre nos avisó sobre prestarnos uno, a la vez tome cartas en el asunto, precavido en conseguir otro por un amigo, “un hombre anticipado vale por dos”.

Escribir es sustancial para mí, al parecer a mi padre no le gustó la idea, seguro dudo en mi confianza, la verdad no es por eso, más bien confié en conseguir ambos porque si sufría por no tener uno, con dos evitaría la angustia, evidentemente lo cuidaría con mi alma ambos, pero nadie sabe las jugarretas del destino incierto e impredecible, dicho y hecho, me ahorro el trabajo, además que el artefacto de mi padre posee defectos que, con el amor a mi literatura me hizo superar, ignorar, una especie de reto que acepte, me sentía listo para cambiar por el de mi amigo.

Es magnífico, escribo más fácil, logró hacer contraste, saber diferenciar entre buena calidad, las herramientas influyen mucho, también el reconocer el valor de cada una, permite aprovechar al máximo la ventaja que brinda, explotar el talento en demasía, además de lo feliz y satisfecho que se alimenta mi pecho. Me siento en un estado de inspiración, en mi trote me gusto porque lo hice con reafirmación en cada zancada, pensando, imaginando. Mmm… He conocido a una chica, me parece un unicornio, por su actitud de cuento de hadas, lo especial, transmite una magia en su personalidad que contagia.

También ha sufrido una serie de infortunios, proviene de un pueblo, no conoció la ciudad de Caracas, es tan ajeno, que son un excelente ejemplo de contraste, sí, la falta de malicia, viveza, es inocencia o ingenuidad, no me la imagino en alguna avenida de Caracas, se la comerían viva. Entre las conversaciones me pregunto sobre mi distrito, le respondí con sinceridad, aquí hay belleza y aprendes a apreciarla al ser parte de ti, Caracas es parte de mí, cuando te adaptas sabes deleitar la gracia de la jungla de cemento. A pesar de la contaminación, el mal carácter, la delincuencia, etc… Pare de contar…

Tiene algo… Te enamora, o de nuevo se manifiesta ese dato curioso del ser humano, “extrañamos hasta los malos hábitos” como expresa Oscar Wilde. Una vez formes parte del sistema, te encariñas, no… Eso suena muy cruel, frío y sin sentido, la madre patria te acoge, aquí al reunirse el bululú de gente, la diversidad, el choque de mundos, más lo artificial, alterando con un ritmo agitado, superficial, astucia, sagaz animal, en el campo material, carnal, y banal. Una vez que te integras, al lograr defenderte, evolucionar en el nuevo ambiente, el ecosistema rural… En palabras casi textuales “Cuando aprendes a guerrear en Caracas y a la vez ser feliz, eres capaz de comerte al mundo.”

Es poderosa la influencia que aquí se propaga como aroma de perfume, una enfermedad que se cura por sí sola, que a muchos los mata internamente, la viveza criolla, la malicia, esa astucia excesiva es enfermiza. Típico que suframos de paranoia, no sé puede bajar la guardia, la traición no sabrías por donde vendría, si descuidas la mirada, un arma te apunta, un policía matraqueando a algún ciudadano en su vehículo, o impresionado por algún desenlace diario, una discusión, o escapándome de lo malo; riéndonos de las tonterías de algún elocuente borracho, o distraídos por bellezas fugaces.

Cerré la ventana, el frío me enloquece, todavía continua, el calor de mi pasión enardece manteniendo un lazo unido con mi pantalla. Estoy sacándole partido a mi locura, la vida realmente me asusta, enfrentar la realidad a veces es aburrida, la reciente mujercita me ha disparado las endorfinas, me siento a gusto escribiéndole, es un amor, me aterroriza que le ocurra algo, en serio la veo muy frágil en este malvado inframundo que come criaturas segundo a segundos, sé que no es débil.

Asusta y más si soy un paranoico de primera, sonara extraño, amor este lado inquieto, ausencia de cordura, tratando de amarrar los cordones, no funciona del todo, me fui corriendo sin prestarle atención, la quiero cerca. ¿Ven lo incoherente que estoy? Eso es buena señal, pasaba tiempo que no sentía algo así, las chicas que conocía solo fui un pasatiempo para ellas, puro aprendizaje, aunque nunca paso a mayores. De nuevo ese pánico, al mundo, que le perdía las ganas de vivir, ahora siento que mi alma le hace el amor a la vida mientras la morbosa muerte las mira con ganas de unírseles.

Tristemente para la parca, la relación es monógama, se debe distanciar celosa, hasta que sea inevitablemente su turno, el tiempo neutro, entre nosotros y el verdugo de la guadaña, establece una tregua, a pesar de que más nos acerque minuto a minuto a su encuentro, no es tan cruel a permitir que la noción sea variable, en sueños, en besos, en alegrías, melancolías, sufrimientos, tristezas. Sea cual sea el estado que sienta lo aprovecho para redactar que sucede en el epicentro de mi universo etéreo, es raro amar mi lado de mercurio, inquieto, cobarde y traumado.

Sí, traumáticos eventos de mi pasado, me encanta como soy, desde lo bueno y malo, es la diferencia porque cuando antes sufría por mis arrepentimientos, o iba sin encajar en el presente, vegetalmente inerte sin pasión en mi sangre, ahora no, empecé a querer a mí mismo, le agarre el gusto, al dolor tanto como regocijarme de un ataque de risotadas, toda parte de mí, le cambio la perspectiva, por ejemplo estas ganas que adentro matan, les suelto la correa, me persiguen, eso dispara en mi un sentido de alerta, impulsándome a correr, correr en mis letras.

Tarde o temprano este contrato finaliza. ¿Por qué darnos tan mala vida? Aquí en mi sala a solas aflora mi alma que implora explorar el alma primorosa con sus espinas y rosas, blancas, negras o color rosas, la mejor música de ambiente es el silencio, es la base ideal que da cimiento a mis pensares. El enamorarse es algo natural, lo buscamos inconscientemente, luchar contra estos instintos es morirse en vida, entonces es igual rendirse y dejar que alguna lindura te mate. Ser tan enamoradizo lo odiaba, me refutaba, maltratando de mi risueño corazoncito. Ya no, es una de mis partes favoritas de mí.

¿Por qué huimos del amor? Es que deseamos ser atrapados, no encontrar el tesoro, ser sorprendidos por la vida, sin esperarlo, cuando ves que se avecina, te alejas, queriendo que aparezca sin preaviso, si te alejas que te jale de las manos, que de espalda vayas y de la nada te abrazan por detrás, o al asomarte por la ventana o abrir la puerta la observes, viéndote, siempre estamos preparados para el reencuentro no organizado, improvisado, lo deseamos aunque seamos contradictorios, amamos los puntos de tensión, que choquen, que se produzca algo, por eso tantos amantes de novelas.

El amor no correspondido atrae despechados, promiscuos, zombies, que se van apagando, estuve así, ¿Qué paso?, solo adoraba el lado positivo de las cosas, cuando funcionaba, fluía en mí, ignorando los infortunios, inevitablemente y por fortuna la famosa frase cumple “las nubes grises forman parte del paisaje”, en el fondo me encariño con aquellos días nublados en mi liceo, a veces se escapaba un arcoíris en secuaz de su sonrisa prófuga, o un día soleado que detestaran por el calor, el valor simple de las cosas, que perdonen por juzgar al injusto universo, es tan vil esconder la esencia básica del vivir.

La descubres cuando envejeces, siento que envejecer es horrible, pero es el alma que envejece con los temores si la esclavizo, el coraje latente te protege, concilio la paz, envejecer no es horroroso, la muerte es paz, libertad también, estamos presos de la libertad, sé un alma independiente y obtendrás las recompensas de la vida, ¿Qué importa el guion de la sociedad? Olvida por un instante las fallas del sistema, es que eso al final carece de relevancia, nos vamos a la tumba, no tiene sentido, pensar así me impulsa a ser más yo mismo.

Mi criterio por encima del resto, que se joda todo igual perece, lo haré a mi manera, o aceptando la naturaleza sin ese conflicto de tensión, agentes externos que nos obligan, imposibles de vencer, que una roca de toneladas vaya rodando por una inclinada, es imparable para ti, apártate o te aplasta, ¿Cuál es el orgullo?, esa es tu roca, te aplasta en muchos momentos, por no dar tu brazo a torcer, entonces qué más da, nadie sale ileso de esto, es como una guerra sin importar el siglo que vivas, ojala exista la reencarnación me gustaría volver a ser un guerrero.

Si me gusta esa chica, enamorarnos, que funcione hasta donde el sendero nos una, hay cierto placer en el dolor, masoquista al final, solitario, mercenario, si siempre he sido feliz en el fondo de la infelicidad de los años atrás, ahora que reconozco el valor del tiempo, las personas, las emociones, los sentimientos, los dolores, lo importante es sentir, que fluya, vivir, al natural, hay alegría en la tristeza, hay dolor en la felicidad, es como un chiste negro, hay verdad que duele y aun así con gracia nos reímos, sin importar que tanta desgracia nos caiga, somos capaces de ver la luz en la sombra.

Sí, mi entusiasmo ha aumentado, estoy entusiasmado, aunque este dolido, eso solo inspira más a vivir, es exquisito el proceso de sanación, igual que el dolor cuando se hace ejercicio, de nuevo más endorfinas, mi testosterona altísima, mi libido rozando márgenes, mi sex Appeal en llamas, ¡estoy que echo fuego!, Ven a mi o si no voy yo a ti, como sea, la vida tiene reglas que a veces rompemos y otras obedecemos, a veces al revés, si enamorarse es un error, aprovechemos el bug, siempre ten puesto el paracaídas cuando te enamores porque volaras alto y… ¿Quién no ama la fucking adrenalina de lanzarse en un avión? Es tentador la propuesta indecente.

Fuente de los separadores.
¡Pana mio sendo quesillo! ¿dígalo?




Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE WEKU!
Sort Order:  trending
  ·  12 days ago

Super originales los separadores, ademas se ven muy ricos. jajaja Éxito que puedas escribir ese libro, se te da bien la escritura.

  ·  11 days ago

Your article very good